Ciclo de la mariquita

ciclo-de-la-mariquita

El ciclo de la mariquita de Siete Puntos para completarse necesitará de 30 a 45 días. Empezaremos a contar desde que fijan sus puestas de huevos hasta llegar a convertirse en mariquitas adultas.

Consta el ciclo de vida de cuatro etapas muy fáciles de detectar si las observamos con mucha atención. Tenemos la primera etapa en la que nacen dentro de los huevos que forman las puestas. Posteriormente una vez los huevos eclosionan dan lugar a las larvas. Estas cuando alcanzan el tamaño óptimo pupan dando lugar a las bellas y efectivas mariquitas que todos conocemos.

Aprender el ciclo de las mariquitas es vital para poder incorporarlas a nuestros cultivos ecológicos. Manteniendo su presencia, nos beneficiaremos de ellas en todas sus fases.

CríaMariquitas

Fases del ciclo vital 

Vamos a fijarnos con detalle en las cuatro fases del ciclo vital de nuestras queridas mariquitas de siete puntos.

Primera fase del ciclo de la mariquita

La primera fase comienza cuando los ejemplares adultos hembras fijan sus puestas en racimos de 5 a 50 huevos de color amarillo intenso.

El lugar elegido será siempre lo más cercano a los brotes de pulgón instalados en plantas o árboles.

De esta manera asegurarán la cercanía del primer alimento a sus pequeñas recién nacidas.

 

Segunda fase del ciclo de la mariquita de siete puntos

Podemos considerar que el principio de la segunda fase será cuando los huevos eclosionen dando lugar a las milimétricas larvas.

El tiempo que tarda el proceso siempre será determinado por la temperatura exterior. Cuanta más temperatura cálida hace, mas rápido se produce. A una media de 22ºC tardarán de media de cinco a diez días en eclosionar.

Observamos en este proceso como el amarillo intenso de la puesta cambia a negro formando la larva de mariquita en su interior.

Tardarán de tres a cuatro semanas más en alcanzar un tamaño y peso considerable para poder pupar. Esto lo consiguen devorando toda clase de pulgones e insectos de cuerpo blando que encuentren en su camino.

Las larvas al nacer ciegas y sin alas recorren sin parar las ramas y hojas en busca de alimento. Cuanto más grandes son mayor número de insectos consumen.Dentro de esta segunda fase observamos todo su ciclo larvario (L1,L2,L3,L4). Pasarán de medir apenas milímetros en su etapa L1 a casi dos centímetros en su última etapa L4.Como curiosidad destacar que el poder depredador de las larvas les provoca el canibalismo con sus iguales. Son capaces de comerse unas a otras ante la ausencia de alimento.

Tercera fase del ciclo de vida de la mariquita.

pupas-mariquitas-siete-puntos

La tercera fase se produce cuando la larva entra en su etapa de pupa. Para ello queda fijada por su parte trasera en el envés de hojas y ramas.

Enrollándose sobre si misma sufre una transformación que durará unos diez días. Su capa exterior se seca y en su interior se va formando la mariquita adulta.

Es en esta parte del ciclo de la mariquita cuando son más vulnerables al ataque de sus depredadores dado que quedan inmóviles e inertes sin ninguna defensa.

El tiempo que tarda en pupar con una media de 22ºC es de una semana a diez días.

Observaremos en este proceso como la pupa empieza a moverse dando pequeñas sacudidas.  Indicativo infalible de que el nuevo ejemplar ya viene a la vida.

Nacimiento de la mariquita 

El nacimiento de la mariquita se produce en la cuarta y última fase.

Una vez la pupa abre, la jóven Coccinella Septempunctata saldrá de su interior sin llegar todavía a tener su aspecto final.

Serán pasadas unas horas cuando perderá ese color vivo amarillento de recién nacida. Obteniendo un color anaranjado que ya nos dejará diferenciarle sus siete puntos negros tan característicos.

Al mismo tiempo acabará de formar sus alas estirándolas para secarlas y poder volar.

Cuando entrar en la madurez al cabo de un par de meses adquieren ese color rojizo que ya és indicativo de que han llegado a su etapa adulta.

Lamentablemente la vida de la mariquita es muy corta. Dura sólo un año. Serán las nacidas entre primavera y verano las encargadas de hibernar durante el invierno. Como los osos, nuestras simpáticas amigas consumirán sus reservas de grasa durante su inactividad invernal. Una vez despierten de su letargo serán las primeras en fijar sus puestas de huevos para reiniciar de nuevo el ciclo y morir.

Comprar mariquitas

¡Ya conoces el ciclo de las mariquitas! Ahora sabes el beneficio que nos supone su presencia entre nuestras plantas en todas sus fases de vida. Tanto de larva como de adulto consumirán una gran cantidad de áfidos o pulgones. ¿Quieres comprar mariquitas para repoblar con su presencia tus cultivos?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.